Amniocentesis

Zona del cuerpo diagnosticada:

Líquido amniótico que envuelve el feto.

Descripción:

Estudio del líquido amniótico para detectar anomalías cromosómicas en el feto mediante el análisis de los fragmentos de piel que se desprenden en el proceso de descamación.

Información:

Es una prueba de gran ayuda para evaluar el riesgo de que el feto pueda desarrollar malformaciones como la espina bífida y para detectar anomalías en la información cromosómica del feto, que puedan desarrollar enfermedades como el síndrome de Down o trisomía 21. Además, mediante este método se pueden determinar otros parámetros muy útiles para determinar el estado del feto:

  • Niveles de alfafetoproteína: Si se superan los límites establecidos, indica un alto riesgo de malformaciones del tubo neural, lo cual implicará problemas en el desarrollo del cerebro y de la médula espinal.
  • Niveles de bilirrubina: Si hay presencia de este parámetro nos indica un proceso de isoinmunización Rh (incompatibilidad sanguínea entre los progenitores, lo cual, si no se detecta y se trata, puede dar lugar a la enfermedad hemolítica del recién nacido).
  • Determinar el sexo del bebe.
  • Se pueden identificar más de cien enfermedades de tipo hereditario.

La prueba se realiza generalmente entre la 15ª y la 18ª semana del embarazo y los resultados, dependiendo del laboratorio, se entregan entre la primera y la tercera semana. Existe un caso concreto en el que puede ser muy recomendable realizarla en el tercer trimestre del embarazo. Se trata de aquellos casos en los que sea necesario evaluar el estado de maduración de los pulmones del bebé para verificar si éste sobreviviría a una inducción del parto o a una cesárea por una situación de riesgo de la madre.

La amniocentesis está totalmente recomendada cuando:

  1. La edad de la madre supera los 35 años.

  2. La ecografía obstétrica o el tripe screening dan lugar a resultados anormales.

  3. Existe descendencia anterior con malformaciones o alteraciones cromosómicas.

  4. Hubo un aborto espontáneo anteriormente.

  5. Hay antecedentes familiares de carácter genético.
  6. Hay sospechas de isoinmunización Rh.

¿Cómo se realiza la prueba?

Normalmente, este método diagnóstico lo realiza un obstetra y en un hospital.

La paciente se tumba en una camilla, lo más relajada posible. Es conveniente que haya vaciado la vejiga antes de comenzar. Se le aplica una solución desinfectante en la zona de la punción y, en casos necesarios, puede utilizarse anestesia local. Primero de todo, se le realiza a la paciente una ecografía abdominal para localizar la posición del feto así como el volumen de líquido amniótico. A continuación, se introduce una aguja fina y larga a través del abdomen donde se haya valorado un mayor volumen de líquido, y se recoje una muestra de unos 30ml. Durante el tiempo que dura la extracción, tanto el feto como la placenta están continuamente controlados mediante ecografía. Una vez extraída la aguja y tapada la zona de la punción mediante un apósito, el médico debe asegurarse de que el corazón del feto late con normalidad. Si todo es correcto, se da por finalizada la intervención y la paciente puede irse a casa.

En los días posteriores, la embarazada deberá mantener reposo como mínimo durante 24 horas. En algunos casos, es aconsejable que prolongue este reposo a dos o tres días.

Es una prueba corta e indolora. En condiciones normales no dura más de quince minutos, y la única molestia que puede sentir la paciente es el momento de la punción.

¿Existen riesgos?

Aunque la prueba se realiza bajo control ecográfico y pese a todas las precauciones que se toman, la amniocentesis es una prueba de riesgo. En el 1% de los casos puede provocarse un aborto espontáneo por rotura de la bolsa. La punción abdominal puede ocasionar hemorragia, si se toca la placenta, traumatismos en el feto o infección del líquido amniótico.

En los días posteriores, es normal que la paciente sufra dolores abdominales semejantes a dolores menstruales, o producirse una ligera pérdida de líquido por la zona de la punción o a través de la vagina, aunque esto último es poco frecuente.

En aquellos casos en los que la paciente sufra mareos, contracciones, fiebre, hemorragias, disminución de la actividad del feto o en los que haya pérdida de líquido a través de la vagina, será necesario acudir al médico para someterse a una cuidadosa vigilancia.

seguros salud adeslas

Un comentario

  1. Paulina says:

    Hola estoy embarazada, tengo 38 años y llevo 3 meses de embarazo, quiero hacerme la amnios tesis, pero necesito saber si ustedes la realizan ? Cuáles son los requisitos? Y qué costo tiene? Gracias

Deja tu comentario

© 2017 Análisis Clínicos y Pruebas de Laboratorio. Todos los derechos reservados.

La información médica que ofrece analisisclinico.es tiene carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir el consejo, la opinión y la recomendación de un profesional sanitario. Cualquier decisión relativa a la salud deberá ser tomada y llevada a cabo por un profesional sanitario, puesto que se consideran como únicas las características del paciente.