Análisis Clínicos de Fluidos Corporales

El análisis de fluidos corporales es una gran fuente de información para el diagnóstico médico en la actualidad, puesto que en la mayoría de los casos los pacientes son diagnosticados gracias a los datos de estos análisis, siendo el de sangre y el de orina el más utilizado.

  • Análisis de Sangre: el ser humano posee entre 5 y 6 litros de sangre. En ella, existen millones de glóbulos rojos, leucocitos, plaquetas y otras células que se desplazan por los más de 100.000 km que cubre la red sanguínea. El objetivo primordial de la sangre, el fluido vital, es transportar el oxígeno hasta las células, comprobando la existencia de lesiones y atacando cualquier agente extraño que represente una amenaza patógena. pruebamedicaCuando los valores del análisis de sangre se alteran o difieren del estándar, puede ser el origen de una infección, una anemía, una intoxicación, una reacción alérgica e incluso un cáncer.
  • Análisis de Orina: el cuerpo humano es capaz de producir aproximadamente 2 litros de orina al día. En esta orina se expulsan metabolitos, sustancias tóxicas para el organismo filtradas por los riñones, minerales y restos de células. Es por ello, que los análisis de orina se requieren para la observación de alteraciones metabólicas, sobretodo si hígado, riñones y vías orinarias funcionan correctamente y no padecen infecciones, intoxicaciones u otras patologías más severas.
  • Análisis de Saliva: Aunque no lo parezca, producimos de uno a dos litros de saliva al día gracias a las glándulas salivares. La saliva contiene enzimas, minerales, hormonas e incluso células del sistema inmunitario. El análisis de saliva no es lo mismo que el esputo. Para realizarlo, normalmente, se requiere un chicle adaptado que permite detectar infecciones bacterianas en la cavidad bucal, intoxicaciones por metales pesados, estado hormonal o falta de defensas. En odontología, es muy usado para determinar si el paciente es propenso a la caries dental.
  • Análisis de Heces: Los restos de alimentos que no se han digerido, trozos de mucosa intestinal junto células muertas y secreciones intestinales junto con enzima, minerales y bilis dan lugar a las heces. Estos análisis son habituales para diagnosticar infecciones causadas por parásitos, bacterias, virus y hongos. También permite detectar alguna disfunción aguda de órganos, enfermedades del tracto digestivo y cáncer.
  • Análisis a partir de un frotis: El raspado de células epiteliales (sobre la piel) o mucosas nos aporta información sobre el estado de las células de los tejidos, lo que permite detectar microscópicamente la existencia de gérmenes patógenos o incluso células cancerosas. El frotis vaginal es uno de los más utilizados, pero también se realizan en la cavidad bucal, uretral y en los ojos.
  • Análisis del Esputo:A diferencia de la saliva, con el esputo se pretende recoger una muestra de la mucosidad procedente de los pulmones. La tos es el mecanismo mediante el cuál podemos obtener una muestra que será recogida en el recipiente adecuado y analizada para determinar infecciones tales como bronquitis, pulmonía o tuberculosis.
  • Análisis de Jugos Gástricos: No son ni saliva ni esputo puesto que proceden directamente del estómago y son una mezcla de mucosa ácida, enzimas, sales y minerales disueltos que sirven para descomponer los alimentos ingeridos y eliminar a su vez bacterias y patógenos presentes en éstos. Sólo pueden obtenerse a través de una sonda introducida por boca o nariz y que llega directamente hasta el estómago.
  • Análisis de Esperma: Empleado para el análisis de la calidad del esperma en casos de esterilidad masculina y detección de enfermades testiculares, próstata y vesícula seminal.
  • Análisis del Líquido Cefalorraquídeo: Algunas enfermedades importantes que afectan al sistema nervioso central sólo pueden ser diagnosticadas a través de este líquido. La muestra se obtiene por punción lumbar con una aguja y se necesitan un protocolo de asepsia total para su obtención. Es un fluido transparente y sin color que envuelve el cerebro como si estuviese sumergido, con el fin de amortiguar golpes, vibraciones y protegerlo de presiones. Un cambio de color en el líquido o presencia de proteínas, células infectadas, aparición de bacterias, virus u hongos e incluso azúcares pueden ayudar a diagnosticar con precisión enfermedades del sistema nervioso.
  • Analisis de la Médula Ósea: Los glóbulos rojos y las plaquetas se originan en la médula ósea. El análisis se lleva a cabo a través de una biopsia con anestesia local y punción con aguja en el esternón. Se suele observar al microscopio el progreso o el grado de madurez de las células que se producen así como la cantidad que se produce. Se realiza cuando existe la sospecha de intoxicación, sistema inmunitario alterado, cáncer o medicamentos que afecten a la producción de la sangre.
seguros salud adeslas

2 Comentario

  1. Enhorabuena por toda la información que compartes!

  2. Una web excelente. Información muy valiosa tanto para pacientes como profesionales.

Deja tu comentario

© 2017 Análisis Clínicos y Pruebas de Laboratorio. Todos los derechos reservados.

La información médica que ofrece analisisclinico.es tiene carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir el consejo, la opinión y la recomendación de un profesional sanitario. Cualquier decisión relativa a la salud deberá ser tomada y llevada a cabo por un profesional sanitario, puesto que se consideran como únicas las características del paciente.