Auscultación

Zona del cuerpo diagnosticada:

Tórax

Descripción:

Escuchar el tórax, con la ayuda de un fonendoscopio, para detectar ruidos anormales tanto en los pulmones como en el corazón.

Información:

Esta técnica es muy habitual en la consulta de un médico. Mediante la auscultación, el médico puede diagnosticar, a priori, problemas respiratorios y/o cardíacos. No se trata de un método diagnóstico definitivo, ya que para poder hacer una evaluación más completa se requeriran de pruebas más específicas, pero sí aporta información acerca de la patología a estudiar.

¿Cómo se realiza la prueba?

El paciente se sienta en una camilla. El médico le coloca el fonendo a la altura del corazón, en la zona del esternón y bajo el pecho izquierdo. A través del fonendo se escucharán los latidos y se podrá evaluar si estos siguen un tono regular o no, así como si son fuertes o débiles. Con estos datos, el médico podrá sospechar si existen arritmias, soplos u otras patologías cardíacas.

En el caso de querer auscultar los pulmones, el médico coloca el fonendo en la espalda del paciente, y le pide que inspire y expire repetidamente. Si se escuchan “pitos”, pueden indicar acumulación de mucosidad en las vías, la cual dificulta el intercambio de aire a través de los bronquios. Para descartar infecciones (bronquitis), se deberá tomar una muestra de moco y analizarla en el laboratorio. Si se sospecha de insuficiencia respiratoria, EPOC u otras dolencias, se recurriran a pruebas de esfuerzo, espirometrias, etc…

seguros salud adeslas

Deja tu comentario

© 2017 Análisis Clínicos y Pruebas de Laboratorio. Todos los derechos reservados.

La información médica que ofrece analisisclinico.es tiene carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir el consejo, la opinión y la recomendación de un profesional sanitario. Cualquier decisión relativa a la salud deberá ser tomada y llevada a cabo por un profesional sanitario, puesto que se consideran como únicas las características del paciente.