Ecografía Endorrectal

Zona del cuerpo diagnosticada:

Ano y recto.

 Descripción:

Examen detallado mediante sonda ecográfica de los tejidos de la cavidad endorrectal, así como órganos situados delante del recto, como es el caso de la próstata.

 Información:

Las bases de esta prueba son las mismas que para cualquier tipo de ecografía. Mediante la inserción de una sonda de ultrasonidos en la cavidad endorrectal, pueden observarse detalladamente el estado de los tejidos internos. Además de para tener información de esta área del intestino, puede utilizarse esta prueba para estudios sobre el estado de la próstata.

Los usos de esta técnica son varios, dependiendo de hasta qué nivel se haga la exploración.

  • Ecografía a nivel rectal:

    • Efectuar una evaluación completa del recto, con el objetivo de detectar la presencia de tumores y el grado de afectación.

    • Observar patologías benignas de esta zona, como son las hemorroides, fístulas y abscesos.

  • Ecografía prostática:

    • Medir el tamaño de la próstata.

    • Detectar la existencia o no de cáncer de próstata. Cuando el paciente presenta valores elevados de PSA, esta prueba es esencial para corroborar la existencia de cáncer.

    • Analizar las posibles causas de infertilidad masculina, principalmente cuando hay una obstrucción en el paso del esperma.

    • Detectar posibles reapariciones de tumores en pacientes ya operados de próstata.

 ¿Cómo se realiza la prueba?

El día anterior a la prueba, el paciente deberá aplicarse un enema rectal para asegurar que la zona por donde se ha de introducir la sonda esté lo más limpia posible. De ello va a depender que los datos transferidos se vean nítidos. Cuando lo que quiera observarse sea la próstata y en el caso de existir sospecha de infección a este nivel, se recomienda al paciente tomar algún antibiótico (bajo prescripción médica) unos días antes, con el fin de evitar que la infección se agrave por la manipulación de este órgano durante el tiempo que dura la prueba.

El paciente se tumba de lado, con las rodillas dobladas o bien de rodillas boca abajo. El médico envuelve la sonda en un preservativo y la lubrica para que la inserción sea más fácil. Los ultrasonidos emitidos por la sonda atraviesan los tejidos, rebotan en ellos y la sonda los recoje de nuevo, transformando estas emisiones en imágenes.

La prueba no dura más de quince minutos. En el caso de necesitar hacer una biopsia del tejido, el tiempo será mayor.

El paciente puede marcharse a casa sin problemas una vez terminado el proceso.

 ¿Existen riesgos?

Es una prueba rápida y sencilla de realizar. Aunque pueda parecer molesta, no es dolorosa. Existe un cierto riesgo de infección si se manipula la próstata. También es posible la aparición de hemorragias, normalmente cuando la prueba va asociada a una toma de biopsia.

En los días posteriores a la prueba, en pacientes masculinos que se les ha practicado un estudio de próstata, es frecuente la aparición de una pequeña cantidad de sangre en la orina y en el esperma, que deberá remitir rápidamente. En caso contrario, consulte con su médico.

seguros salud adeslas

Un comentario

  1. drmarcelino vilchez diaz says:

    es muy importante los articulos mencionados

Deja tu comentario

© 2017 Análisis Clínicos y Pruebas de Laboratorio. Todos los derechos reservados.

La información médica que ofrece analisisclinico.es tiene carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir el consejo, la opinión y la recomendación de un profesional sanitario. Cualquier decisión relativa a la salud deberá ser tomada y llevada a cabo por un profesional sanitario, puesto que se consideran como únicas las características del paciente.