Endoscopia digestiva alta

Zona del cuerpo diagnosticada:

Cara interna y mucosas del aparato digestivo alto.

Descripción:

Técnica endoscópica que permite observar el interior del esófago, estómago y duodeno para determinar la existencia de posibles úlceras, inflamaciones y tumores.

Información:

La endoscopia digestiva alta, también llamada panendoscopia oral o esofagogastroduodenoscopia, es un método ideal de diagnostico de alteraciones en el aparato digestivo, cuando éstas se manifiestan con una serie de síntomas que se repiten durante tiempo: acidez, náuseas, vómitos, dolor abdominal, dificultad al tragar y malas digestiones.

Es un examen visual directo de la mucosa de las diferentes partes del tracto digestivo, a tiempo real, lo cual se hace posible mediante la utilización de un tubo flexible dotado de varias lentes y de un sistema de iluminación propio que transmite las imágenes a un sistema de video. Para facilitar la visibilidad a nivel del estómago, el aparato insufla aire para expandir los pliegues estomacales.

Además de emitir imágenes, el endoscopio permite realizar biopsias y determinados tratamientos in situ.

Es una prueba útil para:

  • Diagnosticar inflamaciones del esófago (esofagitis) y del estómago (gastritis), así como tumores y úlceras.
  • Determinar el origen de ciertos síntomas, como la acidez debida al reflujo gastroesofágico, la dificultad para tragar, los dolores abdominales recurrentes, las náuseas y los vómitos frecuentes, y la mala digestión.
  • Determinar la causa de la hemorragia digestiva alta, la cual se manifiesta mediante vómitos de sangre (hematemesis) o heces negras (melenas).
  • Diagnosticar la enfermedad conocida como esófago de Barrett, que consiste en una alteración de la mucosa del esófago provocada por el reflujo gastroesofágico crónico. En casos extremos, esta alteración puede degenerar en cáncer de esófago.
  • Detectar la bacteria Helicobacter pylori, la cual está asociada a ciertos casos de úlcera e inflamaciones del estómago y del duodeno.
  • Realizar biopsias cuando existan sospechas de padecer cáncer.

¿Como se realiza la prueba?

El paciente deberá acudir habiendo ayunado en las seis horas anteriores a la prueba. Tampoco podrá tomar líquidos en las cuatro horas anteriores. El paciente se tumba de lado en la camilla, y se le aplica la anestesia local en el garganta (puede ser en spray o en gel). Si experimenta signos de ansiedad o de angustia extrema, se le podrá administrar un sedante suave para tranquilizarlo. Se le colocará en la boca un protector para evitar que la cierre y que muerda el endoscopio.

Se le introduce el tubo por la boca, y pasará a través del esófago hasta llegar al estómago y el duodeno. Para facilitar el paso del tubo, el gastroenterólogo podrá pedir al paciente que realice movimientos de deglución (como si estuviese tragando).

La prueba dura pocos minutos y, a no ser que se haya sedado al paciente o que se sienta indispuesto, podrá volver a casa tras practicarle la prueba.

Si la clínica realiza la prueba bajo sedación, el paciente deberá haber pasado un estudio pre-operatorio (analítica completa y electrocardiograma). En este caso, se administra sedación intravenosa, de manera que el paciente se duerme al instante y no nota molestia alguna durante la prueba. Tras media hora aproximadamente, dependerá de la persona, el paciente se despierta en perfecto estado.

¿Existen riesgos?

Es una prueba fácil de realizar pero resulta incómoda para el paciente. Para minimizar este hecho, muchas veces se utiliza sedación. Derivado de esto, el paciente podrá experimentar una falta de sensibilidad en la garganta. Esta sensación puede durar unos quince minutos, es por ello que deberá evitar ingerir alimentos para no correr el riesgo de atragantarse. En los casos en que la sedación sea intravenosa, se mantendrá al paciente bajo observación hasta que se despierte. Deberá tener en cuenta no ingerir alimentos sólidos inmediatamente, no conducir en las 12 horas siguientes y no realizar tareas que requieran atención, ya que es posible que se sienta algo aletargado.

Cuando se utilice la endoscopia para realizar una intervención quirúrgica, los riesgos son ligeramente mayores, ya que pueden producirse pequeñas hemorragias, dolencias cardíacas o pulmonares y, en un índice muy bajo, perforaciones en las paredes del tracto digestivo.

seguros salud adeslas

Un comentario

  1. miguelinaRodriguez torres says:

    cuanto cuesta una endoscopia

Deja tu comentario

© 2017 Análisis Clínicos y Pruebas de Laboratorio. Todos los derechos reservados.

La información médica que ofrece analisisclinico.es tiene carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir el consejo, la opinión y la recomendación de un profesional sanitario. Cualquier decisión relativa a la salud deberá ser tomada y llevada a cabo por un profesional sanitario, puesto que se consideran como únicas las características del paciente.