Punción lumbar

Zona del cuerpo diagnosticada:

Muestra del líquido contenido en el espacio medular.

Descripción:

Aspiración de una muestra del líquido cefalorraquídeo (LCR) que baña el sistema nervioso central para su posterior análisis, con el fin de diagnosticar patologías que afecten a dicho sistema.

Información:

El sistema nervioso central está formado por el cerebro y a médula espinal. El LCR ejerce importantes funciones sobre él, como son las de aportar nutrientes a todo el sistema y eliminar los residuos producto de su metabolismo, regular la presión intracraneal y amortiguar de impactos a todo el sistema para evitar lesiones mayores.

Cualquier alteración en las funciones vitales del sistema se verá reflejada en el aspecto y en la composición del LCR. Es por ello que su análisis es esencial para:

  • Diagnosticar enfermedades como meningitis, encefalitis, esclerosis múltiple, hemorragia subaracnoidea, leucemias, limfomas u otros tumores.

  • Ayudar a diagnosticar alteraciones en el sistema nervioso periférico (todos los nervios que transmiten las órdenes desde el sistema nervioso central al resto del organismo).

  • Aliviar la presión intracraneal en pacientes con hipertensión intracraneal benigna (al aspirar parte del LCR, disminuye dicha presión).

  • Administrar tratamientos directamente al LCR en pacientes afectados por leucemias, linfomas u otros tumores.

¿Cómo se realiza la prueba?

Cuando sea una prueba programada, el paciente deberá acudir en ayunas de, al menos, 8horas.

El paciente se tumba de lado, curvando la cabeza y las rodillas (en posición fetal). De esta manera, las vértebras quedaran a la vista del médico, y los espacios entre ellas se abrirán al máximo. Se desinfectará la zona con una solución antiséptica. Es importante que no exista ninguna infección en la piel, ya que podría pasarse al LCR con la aguja. Opcionalmente, se aplicará un anestésico local por vía subcutánea.

El médico palpará la zona para identificar el espacio donde realizar la punción, normalmente el espacio existente entre la 3ª y la 4ª vértebra lumbar. A continuación se procede a introducir lentamente la aguja a través del espacioproceso de extracción del LCR intervertebral hasta atravesar la duramadre (membrana fibrosa que recubre y protege todo el sistema nervioso central). Es en este momento cuando el médico detiene la aguja y comienza a recoger la muestra. El volumen necesario dependerá del número de análisis que se quieran realizar: químico, microbiológico, citológico, microbiológico e inmnológico. Normalmente, será de unos diez mililitros. El médico extraerá la aguja con cuidado, y pondrá un apósito en la zona de punción.

En total, la prueba no suele durar más de 20 minutos.

El paciente deberá permanecer acostado y en reposo entre 4 y 8 horas.

¿Existen riesgos?

Durante la prueba, el paciente puede notar hormigueo en las piernas, o sensación de “que se queda dormida”. De ser así, lo tendrá que informar al médico para que cambie la posición de la aguja.

Después de la prueba, el paciente puede sufrir dolor de cabeza que pueden durar hasta varios días después. Para mejorar la situación, es recomendable mantener reposo en cama y beber abundante líquido para contrarrestar la disminución de presión provocada por la extracción de la muestra.

En menor porcentaje, puede provocarse una infección secundaria derivada del paso de la aguja. También, puede formarse un hematoma interno que comprima las raíces nerviosas o la médula.

seguros salud adeslas

Deja tu comentario

© 2017 Análisis Clínicos y Pruebas de Laboratorio. Todos los derechos reservados.

La información médica que ofrece analisisclinico.es tiene carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir el consejo, la opinión y la recomendación de un profesional sanitario. Cualquier decisión relativa a la salud deberá ser tomada y llevada a cabo por un profesional sanitario, puesto que se consideran como únicas las características del paciente.